Las calorías del vino pueden diferir de un tipo de vino a otro en función de un factor clave: ABV (el volumen de alcohol). Dado que el alcohol es la principal fuente de calorías en el vino, no hay un número estándar de calorías. Cada gramo de alcohol contiene 7 kcal., y podemos usar la ecuación de Gastineau para calcularlos en un vino:

 

Gramos de etanol = Grados de la bebida alcohólica x ((ml. de bebida consumida) x 0.80) / 100

 

Normalmente, las uvas más dulces son susceptibles de fermentar en vinos con mayor graduación de alcohol y por tanto, son más calóricos. Además de hidratos de carbono y calorías, también hay nutrientes en el vino procedentes de la piel de la uva. Los vinos tintos entran en esta categoría y por lo general contienen más minerales y antioxidantes que la mayoría de los vinos blancos.

Según un Informe publicado por el Fondo Mundial para la Investigación de Cáncer (WCRF), una copa de vino contiene unas 177 calorías de media, lo que equivaldría a tomar dos galletas de chocolate. Después de la grasa, que contiene 9 calorías por gramo, el alcohol es el alimento de mayor aporte calórico en nuestra dieta, con 7 calorías por gramo. El alcohol supone el 10% de las calorías que consumimos.

 

 

El alcohol tiene casi dos veces más cantidad de hidratos de carbono que de azúcar. Por lo tanto, el alcohol afecta a las calorías del vino más que el azúcar. En algunos casos, un vino ligeramente dulce y de baja graduación en realidad tiene menos calorías que un vino de alta graduación seco. 

 

 

 

¿Qué otros componentes tiene el vino?

 

Flúor               40%     Es de uso tópico y es beneficioso de para prevenir las caries dentales.

 

Manganeso      10%     Antioxidante beneficioso para el cerebro, el hígado y el sistema nervioso.

 

Potasio            5%     Ayuda al mantenenimiento de los latidos del corazón.

 

Hierro              4%     Proporciona oxígeno al cuerpo.

 

Vitamina B6      4%     Ayuda a la energía a acceder al cuerpo.

 

Vitamina B2      3%     Antioxidante que ayuda en el suministro de oxígeno en el cuerpo.

 

Fósforo            3%     Fortalece los huesos, regula las hormonas y ayudan en la digestión.

 

Colina              2%     Ayuda en la memoria y en la función hepática.